Maniquies de moda

El maniquí es un elemento  casi imprescindible en las tiendas de moda ya que no solamente ayuda los productos sino que además es importante para la costura y preparación de las prendas, por eso te vamos a contar hoy las maravillas de este extraño mundo de los maniquíes  seguramente querrás tener uno o más.

¿De dónde vienen los maniquíes?

Su nombre proviene de la palabra holandesa manneken  qué significa hombre pequeño,  y aunque ya se utilizaban en algunas procesiones religiosas en Europa, se empezaron a utilizar principalmente con su objetivo principal,  la confección de diferentes prendas oficialmente en París en el año 1894. Sólo seis años después las más elegantes tiendas americanas pagaron hasta 15 dólares  por tenerlos cuando se habían perfeccionado con rostros de cera, ojos de cristal y pelucas de la época

Aunque los  maniquíes se conservaban absolutamente hermosos en invierno,  en verano la cera empezaba a derretirse. Fué entonces cuando se dio paso al papel maché para hacer los rostros encareciendo cada pieza hasta en 150 dólares.  Posteriormente se experimento con diferentes materiales de fibra de vidrio hasta polyester hasta 1950 cuando se hicieron mezclas entre látex y vinilo que junto con el plástico llegaron a desarrollar los maniquíes que hoy en día vemos en todas las tiendas.

¿Cuántas clases de  maniquíes hay?

Bueno, la respuesta sería casi tantas como diseñadores, pues cada uno le da un estilo necesario ya sea para fabricar las piezas de ropa sobre ellos  o para exhibir las magníficas prendas que llamarán la atención de los compradores sin embargo si se trata de clasificar,  tendremos algunas clases que mostrarte: