La importancia de la iluminación en el escaparate

Escaparate con focos

¿Como iluminar y enfocar un escaparate?

La iluminación en el escaparate es uno de los elementos más importantes en una tienda y normalmente uno de los que más se descuidan.

Cuando voy mirando escaparates por Madrid, sin contar con las tiendas de las grandes cadenas de moda, el pequeño comercio podría decir que 9 de cada 10 tiendas que veo no tienen ni siquiera la instalación necesaria para conseguir una buena iluminación del producto.

Un foco por allí y otro por allá es lo más habitual, pocos y mal situados.

Es necesario que pienses que hay mucha competencia, mucha oferta de productos seguramente muy similares al tuyo por eso el cliente no tiene la necesidad de esforzarse en pararse a ver tu producto, si no se lo pones fácil es un cliente potencial perdido.

Y que quiero decir con fácil, pues que el producto esté bien iluminado, que el cliente de un vistazo pueda percibir el producto tal como es, de esta manera sabrá en segundos si se adecua a lo que está buscando.

Si ni siquiera ve bien el producto es posible que fuera lo que estaba buscando pero no se paró a verlo porque no recibió una imagen clara del producto como la idea que la que llevaba en mente.

Pues voy a empezar con la iluminación en el escaparate. En este post quiero centrarme en explicarte la iluminación básica que se necesita en un escaparate de forma general, cada comercio es diferente tanto el forma, dimensión y productos y es necesario un estudio específico de cada uno de ellos.

Además de iluminar y resaltar los productos, la iluminación en el escaparate nos permite crear ambientes más o menos cálidos.

Hay tres factores que debes cuidar mucho en la iluminación en el escaparate:

  • No deslumbrar al transeúnte y los objetos pierdan su nitidez
  • Intensidad adecuada para que no se neutralice con la luz natural y refleje
  • Que el foco pueda concentrarse en un objeto y no se disperse

¿Cuántos focos necesito tener en el escaparate?

Bien pues aquí lo primero que vamos a pensar es que tenemos que iluminar todo el espacio del escaparate, un foco en cada extremo para cruzarlos entre sí será suficiente.

También es importante que tengas en cuenta las medidas de tu escaparate.

Una vez tienes la escena iluminada, cada uno de los maniquíes que coloques en el escaparate debe llevar su iluminación, es decir, un foco por maniquí que vayas a colocar.

La iluminación adecuada para los maniquíes es enfocar a la altura del pecho.

Y por último, cada uno de los bodegones o exposiciones de productos que coloques también tienen que llevar su iluminación.

¿Cuál es la potencia adecuada para la iluminación en el escaparate?

Hay que tener en cuenta varios factores para poder elegir la potencia adecuada:

  • La luz exterior, si tu tienda está en un centro comercial o a pie de calle
  • El tamaño de los productos
  • El ambiente que queremos conseguir
  • Los colores que normalmente están presentes en el escaparate

Una vez que tienes claro estos factores ya puedes saber que potencia necesitas y para ello tienes que tener en cuenta la profundidad de tu escaparate y los vatios. Es una fórmula sencilla:

Potencia = metros (de altura del escaparate) x número de vatios